SANTIAGO.- A medida que transcurren las horas, diferentes sectores organizados del Municipio de Santiago y comunitarios que residen en el área de Cienfuegos, se han sumado a quienes rechazan que Santiago sea dividido, que de consumarse vendría a convertir en un retroceso los logros alcanzados en los últimos dos años.

Desde representantes de la Iglesia Católica de la zona, comerciantes y una gran parte de sus pobladores valoran positivamente la atención que actualmente reciben en los servicios municipales como nunca antes, además de las inversiones en obras que representan un cambio para los distintos barrios de la parte Oeste del municipio.

Félix Paulino, un dirigente comunitario que reside en Cienfuegos, desde hace décadas dice oponerse a que se pretenda echar hacia atrás los logros alcanzados con la atención que está recibiendo toda el área que comprende esa parte de Santiago y que un grupo minoritario quiere convertir en Santiago Oeste.

“Aquí de lo que se trata es, que unos pocos, cuatro o cinco personas quieren representar a una comunidad que no ha sido consultada y pretenden convertirse en los amos y señores de la demarcación con la única intención de administrar unos fondos que se mal gastarán en nóminas y nos quedaremos sin ni siquiera recibir los servicios básicos”, expresó el comunitario Félix Paulino.

Llamó a los moradores de la zona Oeste a pronunciarse en contra de ese desatino, porque solo beneficiaría a unos pocos y la mayoría de la población se lamentará de que todos los recursos se derrocharán en pago a botellas y los problemas se agravarían y aseguró que lamentarán haber perdido lo que con tanto sacrificio se ha logrado.

Otros como Cesar Vilorio, ponen como ejemplo lo que ha representado para sus pobladores el Distrito Municipal de San Francisco de Jacagua, que después de su creación cayeron en un retroceso que ni siquiera cuentan con servicio de recogida de basura eficiente y no desean que los pobladores del Oeste de Santiago vivan la pesadilla que ellos viven.

“Eso es simplemente querer fragmentar a Santiago para crear puestos para cobrar un cheque sin hacer ningún tipo de trabajo a favor de la población y la demostración la tenemos nosotros en este Distrito, que va desde Las Tres Cruces, hasta Los Guineos colindando con Palmar y nadie puede decir que estas autoridades están trabajando como lo demandamos, porque ni siquiera la basura la recogen”, apuntó Viloria.

Lo más dramático de lo que ocurre en Los Cocos de Jacagua, lo narra el vocal de esa Junta Distrital, Juan Fernández, que dice sentir vergüenza de que no pueden cumplir con lo que la población esperaba de sus autoridades ya que están atados de pies y manos y los problemas de la comunidad se agravan cada día.

Desde que el Senado aprobó dicho proyecto,el alcalde Martínez, externó de inmediato su firme rechazo y llamó a una reflexión y se preguntó que cómo el Senado de la República asume una posición de fragmentar a Santiago a petición del senador Prim Pujals, cuando Samaná está a 195 kilómetros de distancia de la provincia.

“No entendemos cómo el senador de Samaná es el que motiva la pieza, pide que la declaren de urgencia, lo hace un 20 de diciembre sin escuchar las opiniones de los sectores representativos de la ciudad de Santiago”, también declaró que eso contradice el principio de unidad establecido en el artículo 193 de la Constitución de la República y el 194 que manda al Congreso Nacional a la aprobación de una Ley de ordenamiento territorial.

Mientras que Juan Carlos Ortiz, presidente del Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago, CDES, la entidad más importante en materia de representación empresarial de la provincia de Santiago, dijo que la decisión del Senado de la Republica, no va acorde con los planes de desarrollo que actualmente se ejecutan en el Municipio de Santiago.

“El Consejo para Desarrollo Estratégico de Santiago, cuenta con estudios realizados, que establecen claramente que las fragmentaciones del territorio no son los que han dado buenos resultados y en los actuales momentos por la identidad del santiaguero, estamos opuestos a eso, porque los sectores empresariales, las juntas de vecinos y la Alcaldía, siempre hemos trabajado de la mano por el bien de Santiago”, dijo el dirigente empresarial.

La Asociación para el Desarrollo Incorporada (APEDI), expresó su oposición a la ley que fragmenta este municipio. “No entiendo como otro desmembramiento de esta demarcación”, dijo Saúl Abreu, director ejecutivo de la institución y calificó la aprobación de la ley como un error y una posición inadecuada ya que en el país no es necesario crear nuevas demarcaciones, que solamente sirven para aumentar los gastos y restarle eficiencia a la inversión pública.

También el padre Javier Báez, cura párroco de la Parroquia Santa Martha, del sector Cienfuegos, en la parte Oeste, al tiempo de reconocer la gestión positiva del alcalde Abel Martínez, a favor de esa zona, dijo que un proyecto de esa naturaleza debe estar despojado de intereses particulares y de grupos y tratar de buscar un consenso más amplio y justo con la participación de toda la comunidad, buscando asesoría de personas que orienten más a la población sobre si es factible o no.

Días antes el Arzobispo Metropolitano de Santiago de los Caballeros, Monseñor Freddy de Jesús Bretón Martínez, externó su total rechazo a la creación del municipio Santiago Oeste y advirtió que dividir la ciudad de Santiago traería como consecuencia el caos y la anarquía en una ciudad moderna y organizada gracias al esfuerzo de los sectores sociales, empresariales y autoridades y abogó por la madurez de la municipalidad.

Entre las asociaciones empresariales que se han pronunciado en rechazo a dicho proyecto están, la Asociación de Industriales de la Región Norte, (AIREN), la Cámara de Comercio y Producción de Santiago, el Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago,(CDES), la Corporación Zona Franca Industrial de Santiago, la Asociación para el Desarrollo, Incorporada,(APEDI),la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago,(ACIS) y la Asociación de Industrias de Zonas Francas de Santiago, entre otras.

También la Federación Dominicana de Municipios, (FEDOMU), a través de su presidente Rafael Hidalgo, se opone a la creación del nuevo Distrito Municipal, por entender que solo servirá para el despilfarro y seguir fragmentando las comunidades.

El ex Senador y actual embajador dominicano en Washington, José Tomas Pérez, escribió en su cuenta personal de Twitter: “aunque la iniciativa de crear un nuevo distrito puede ser sana, si no hay consenso y ni siquiera se escuchó la posición de alcalde Abe Martínez y sectores importantes de la comunidad santiaguera, la ley que divide a Santiago en dos partes debería revisarse de nuevo”, indico el miembro del Comité Político del PLD.

Por su parte, el director de Programas Especiales de la Presidencia de la Republica, Domingo Contreras, al ser consultado por la prensa sobre la división de Santiago, expresó que aunque no ha sido consultado al respecto por el presidente Danilo Medina, cree que lo más importante es priorizar sobre el proyecto de ley sobre el Ordenamiento Territorial en la Republica Dominicana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code