OMAR MEDINA

BARAHONA.- Como un “crimen ambiental” ha sido definido por pobladores de esta localidad, el cúmulo de partículas contaminantes que vierte el Consocio Azucarero Central (CAC), a la atmósfera, tras las constantes quemas de carbón mineral como combustible para el proceso de la molienda de la caña de azúcar.

Munícipes de Villa Central que fueron consultados, añadieron que es inhumano que la salud de la población corra serios riesgos, ya que entienden que las partículas de carbón mineral dejará un motón de enfermos de cánceres pulmonares y otras afecciones.

Sostuvieron que las chimeneas carecen de los precipitadores electrostáticos (filtros), ocasionando la liberación de incalculables partículas dañinas a la salud ambiental y a la salud de cientos de pobladores.

Entienden que CAC está produciendo serios inconvenientes a los moradores de allí, ya que muchos no encuentran sitio fijo por la enorme contaminación de un polvillo negro que reciben en sus casas.

Adelantaron que la empresa azucarera rebasa los límites permitidos por las leyes medioambientales, debido a que opera de manera ineficiente porque contamina las aguas y el oxigeno que respiran los municipios Santa Cruz de Barahona y Villa Central, sin embargo, el director regional de Medio Ambiente, Ernesto Pérez guardan un silencio “sepulcral” ante tales daños a la salud ambiental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code