SANTO DOMINGO.- Un sociólogo y dos legisladores coincidieron en que la falta de solución a los problemas básicos de la sociedad, la corrupción y la lucha por mantenerse en el poder han influido  para que la clase política, incluyendo el presidente Danilo Medina, tengan  bajos niveles de confianza en la población dominicana.

Unos y otros emitieron sus criterios al periódico Diario Libre respecto a los datos que refleja la última encuesta del programa Barómetro de las Américas 2018-2019,  divulgados en la víspera. (Ver AQUI)

El sociólogo Jaime Max Taveras dice que la baja en la popularidad del presidente Medina a 46.5% de aceptación que refleja la encuesta se debe al incumplimiento de un conjunto de ofertas de campaña como la erradicación de la pobreza y el incremento en el costo de la canasta básica.  También al conflicto interno del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD),  que dio como resultado la división de esta entidad, y a que Danilo lleva siete años gobernando y un grupo de sus seguidores intentó que se mantuviera al frente del poder por un nuevo período.

En cuando a la desconfianza en el Congreso Nacional y otras instituciones, Taveras dijo que ello se debe han demostrado ser «un instrumento» y no un contrapeso del Poder Ejecutivo, con poca independencia en su actuar.

El diputado de San Cristóbal, Manuel Orlando Espinosa, dijo al periódico Diario Libre que si la clase política tradicional si no cambia sus actuaciones “vendrá un aventurero y nos va a desplazar a todos”.

“Busca la nómina del Estado para que veas cuántos hijos de ministros hay en todos los puestos, hijos, novias, sobrinos, primos, son las familias las que están dirigiendo los ministerios en este país”,  expresó el legislador y miembro del Partido La Fuerza del Pueblo, para agregar a seguidas que son los propios políticos los que han minado su credibilidad ante el pueblo.

Mientras que el diputado de Hato Mayor por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Ronald Sánchez, señaló que el informe de Barómetro de las Américas “está muy acorde con la realidad” debido a que los ciudadanos se han apartado de los partidos políticos para promover candidatos emergentes y que no tiene vínculos con las organizaciones tradicionales.

“Ya la gente ha entendido que los partidos políticos son un antro de malas personas, lamentablemente”, indicó Sánchez.

Llamó a contrarrestar esto con un accionar distinto y no aspirar a un puesto público para lacerar las instituciones, lo que pudiera ser un “mal presagio para todos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code