SANTO DOMINGO.- El Ministerio de la Juventud, la Alcaldía de Azua y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) presentaron este viernes en esa ciudad, la iniciativa de clubes de chicas “Fabricando Sueños”, para reducir los matrimonios infantiles, las uniones tempranas y los embarazos no planificados en niñas y adolescentes.

El proyecto es una propuesta de intervención comunitaria que ofrece el Fondo de Población de las Naciones Unidas, a fin de contribuir con el Estado dominicano en la reducción de los matrimonios, uniones y embarazos en la adolescencia, la violencia de género, deserción escolar y otras amenazas para el desarrollo pleno de las niñas y adolescentes.

La iniciativa se ejecuta en colaboración con aliados estratégicos que han decidido invertir en las niñas y adolescentes, porque las reconocen como agentes de cambio para sus propias vidas y para las comunidades a las que pertenecen, según destacó una información de la Juventud.

El 29 % de los partos, cesáreas y abortos realizados en la provincia Azua en 2016 fueron de niñas y adolescentes menores de 15 años y de 15 a 19 años, dos puntos por encima del promedio nacional que ronda el 26 %.

La prevalencia de los matrimonios infantiles y las uniones tempranas en niñas menores de 15 años es un 12 %, en el país, 7 % por encima del promedio de todos los países de la región.

El porcentaje de mujeres de 20 a 24 años casadas o unidas antes de los 18 años es mucho más alto en los quintiles más pobres, en los dos quintiles inferiores, la prevalencia es de 58,6 % y 46,9 % respectivamente.

“Fabricando Sueños” tiene el objetivo de fortalecer la participación ciudadana de las niñas y adolescentes y facilitar su acceso a servicios de educación y salud.

Para lograrlo, afirmó el ministerio, se crearán clubes en espacios comunitarios públicos, donde podrán participar en talleres de capacitación sobre derechos humanos, igualdad de género, salud sexual, salud reproductiva y prevención de la violencia, entre otros.

Las instituciones destacaron que es fundamental poner énfasis en las niñas durante los primeros años de la adolescencia, porque tomar buenas decisiones en esa etapa puede evitar resultados adversos en el ámbito de la salud y el desarrollo de las menores, la comunidad y la sociedad.

Efectuar esas inversiones impedirá que prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado, así como el embarazo adolescente sigan constituyendo una amenaza directa para los derechos humanos, la salud y el bienestar de las niñas, agregaron.

La metodología parte de las experiencias de las participantes y su comprensión de los eventos por medio de los nuevos conocimientos.

En ese sentido, utiliza técnicas de facilitación y dinámicas que permiten a las integrantes aplicar los contenidos a su propia vida para fortalecer sus decisiones, propiciando cambios significativos en su entorno personal, familiar y comunitario que les permitan ser agentes de cambio.

El proyecto promueve una estrategia de trabajo comunitario que involucra a las familias y a las autoridades locales, a fin de articular esfuerzos para fomentar el desarrollo de las niñas y adolescentes, así como facilitar un entorno en el que se respeten sus derechos humanos. Las niñas y adolescentes se reúnen en los clubes una vez a la semana, agrupadas según su edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code