SANTO DOMINGO.- El consumo de comida procesada alta en grasas trans, azúcares y sal está relacionado con el 20 % de las muertes que se registran en la República Dominicana cada año, según el estudio “La comida insana en la República Dominicana”, presentado este miércoles por la Alianza por la Comida Saludable.

La investigación, presentada en la sede del Colegio Médico Dominicano (CMD), indica que esta relación de mortalidad se debe a que cinco de los principales riesgos para la salud de las personas en el país están estrechamente relacionados con la mala alimentación: presión arterial alta, riegos alimentarios directos, glucemia alta, colesterol alto, obesidad y sobrepeso.

De acuerdo con la investigación, el 68,8 % de las enfermedades isquémicas del corazón están asociadas a la alimentación insana, el 42,9 % de la diabetes, el 42,1 % del cáncer de colón, el 41,9 % de los infartos, el 11,8 % de la hipertensión cardíaca, el 6,44 % del cáncer broncotraqueal y el 4.7% de la enfermedad crónica del riñón.

Todas estas enfermedades relacionadas con la alimentación no saludable afectan, según el estudio, especialmente a la población más pobre y vulnerable de país, de acuerdo con un comunicado que recoge los principales datos de la investigación.

En el caso de las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, estas constituyen la primera causa de mortalidad general en el país, más del 25 % del total de muertes registradas.

Además, representan el 10 % de las consultas, el 6 % de las emergencias y el 80 % de los ingresos hospitalarios no obstétricos de adultos, en servicios públicos del país.

Así, entre un 40 y 55 % de las dolencias cardiovasculares pueden atribuirse a la alimentación insana, un 45 % de las diabetes y entre un 30 y un 40 % de algunos cánceres como los de estómago y colon.

El estudio “La comida insana en la República Dominicana” forma parte de la campaña “Comida que enferma”, una iniciativa dirigida a concienciar sobre el impacto de la comida ultraprocesada en la salud de la población dominicana y a presentar propuestas de políticas públicas con la intención de fomentar desde el Estado la producción y consumo de alimentos locales saludables de forma sostenible.

La Alianza por la Comida Saludable está integrada por varias organizaciones, entre ellas, la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (Conamuca), la Asociación Nacional de Enfermeras (Asonaen), el Observatorio Nacional Para la protección del Consumidor y la Alianza por el Derecho a la Salud (Adesa).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code