Miércoles, 13 Diciembre 2017 | Login

Mue. Mi propio

Miguel Cotto se despidió del boxeo con una amarga derrota

ace9a0a9 cae3 640x427El puertorriqueño Miguel Coto tuvo esta madrugada, en Nueva York, una despedida negativa de su gloriosa carrera profesional… porque su rival, el estadounidense Sadam Alí, le arrebató el título mediano junior de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Alí, con un cierre espectacular –ejerció pleno dominio en los últimos tres asaltos-, mereció la victoria por decisión unánime.

Dos jueces lo vieron ganar por dos puntos (115-113) mientras que un tercer oficial también  anotó en su tarjeta a  116-112  a favor del joven peleador nacido en Brookyn, Nueva York.

Con esta victoria Alí  -con edad de 29 años- mejoró su expediente profesional en 26-1 con 14 triunfos por nocaut, en tanto que Cotto, quien cuelga los guantes, se va con foja de 41-6 y 33 éxitos por la vía rápida. El  boricua abandona  el pugilismo a la edad de 37 años.

La pelea, que fue transmitida  por el canal SPACE de Argentina –en directo desde el Madison  Square Garden de Nueva York-, se tornó intensa en todo su trayecto.

El púgil boricua, en los rounds cinco, seis y siete, tuvo un excelente desempeño e incluso, con una poderosa derecha en recto, hizo tambalear a  su rival.

Cotto, único boxeador  boricua en conquistar cuatro fajas mundiales en otras tantas divisiones (welter, junior, welter, mediano junior y mediano),  se mostró en buenas condiciones físicas, pero  en final del pleito no tuvo la mejor forma física.

Su velocidad de manos y piernas no fue la misma que la que exhibió en los primeros dos tercios de la pelea.

Cuando fue entrevistado por el narrador Juan Abraham Larena reveló que se había lesionado su mano izquierda y que eso le impidió utilizarla con la frecuencia debida.

Alí fue mejor en el tramo final

Alí, con efectivos s golpes en ganchos y rectos, lució mejor que Cotto en el tramo final del combate,, especialmente en  los rounds 11 y 12.

E incluso cuando Cotto trataba de presionarlo, con la intención de golpearlo en las cuerdas, el joven púgil newyorkino, lo impedía.  Alí neutralizaba  la ofensiva del  puertorriqueño  yendo al amarre. Y esa estrategia le dio buenos resultados.

Parecía que Cotto, tras tener una labor excelente en los rounds seis, siete ocho y nueva, se llevaría la victoria…y es que se vio como en sus mejores tiempos pegando con fortaleza y precisión a la anatomía de Al

Pese a su fracaso, en el final de su  trabajo profesional en el boxeo –el  duró en los tinglados 17 años-, Cotto termina con altos méritos.

Tantos fueron sus éxitos, y tal vez el más resonante es el haber ganado cuatro coronas mundiales en diferentes categorías, que tiene asegurado su nicho en el Salón de la Fama del Boxeo Mundial, según el consenso  de los expertos.

Carlos Nina Gómez 

About Author

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Ad2

© 2017 Bahorucoaldia.com - Todos los derechos reservados - Diseñado por: Maykol Sun