Domingo, 23 Septiembre 2018 | Login

anunciate con nosotros

JosePOR: JOSE ANTONIO MATOS PEÑA.

El 13 de marzo de 1844, próximo después del nacimiento de la patria, “sin menoscabo de la llamada independencia efímera, proclamada en el año 21 de ese siglo,  por el ilustre José Antonio Núñez de Cáceres”, ocurrió una verdadera masacre, exhibición de patriotismo y valentía de parte de la nacida dominicanidad; enfrentando la ofensiva hecha por Brouard que movió desde Las Barbacoas, los regimientos 20 y 21 hasta la cabeza de las marías, cuyas acciones, por parte nuestras,  fueron encabezadas por los tenientes Vicente Noble, Dionisio Reyes y Nicolás Mañón, ya el capitán Fernando Tavera había sido relegado del mando tras haber sufrido serias heridas en el 11 de marzo.

Recordemos que, el capitán Fernando Tavera había  proclamando “Viva la Patria, Dios, Patria y Libertad”,  junto a  doscientos soldados, Caballerías e infanterías armados de fusiles, lanzas y espadas, proclamas que provocaron la llegada de las primeras tropas de ocupación para contrarrestar  las proclamas,  el 9 de marzo 1844;  las tropas Haitianas fueron enfrentadas y dominadas en la fuente del Rodeo, por el Capitán y ayudante del Alcalde de Neiba, sus tenientes Vicente Noble, Dionisio Reyes, Nicolás Mañón y sus tropas; el coronel Louis Auguste Brouard fue el jefe de su avanzada, más el comandante supremo de las mismas, el general Souffront.

Neiba, la Neiba de nuestros amores, la Neiba histórica, aportadora de sacrificios y soportes primigenios, tierra que vio nacer al primer cabecilla de junta gubernativa, don Tomás Bobadilla Briones, nacido en “Cachón Seco”, barrio popular, se bate ante la mirada poco interesada de sus gobernantes, exógenos y endógenos a la misma, calles en construcción ahora, lo cual parece convencer a pocos de su real culminación, una presa de aguas, la de Monte Grande, que por sus incontables picazos y palazos sufre del mismo síndrome de desconfianzas, más la preocupación de no verle las órdenes expresas para que sus alcances lleguen debidamente a los sectores productivos de la ciudad, pero tampoco ve la impostergable obra de seguridad y protección de su “Aliviadero en Canoa”; su canal “Lateral Neiba” varado en su construcción por más de 4 años, sin esperanzas visibles;  Nuestro Neiba del día de hoy, nuestro Marzo 13, ve diluir sus oportunidades de producción ciudadana atrapada entre las garras de un grupito de camioneros, que apoyado por sectores de una federación, veja su membrecía.

Neiba, nuestro Neiba clama por un despertador, al cumplirse 174 años de los acontecimientos de marras, Neiba entierra uno de sus mejores hijos, uno de los sacrificados Hijos, se trata de un miembro de familia que dio abogados, maestros, ingenieros, mecánicos y prominentes hijas, se trata del Señor Anselmo Pérez Jiménez, Chemin, familia, de revolucionarios, tres de ellos, participantes fundamentales de la revolución de Abril, uno de ellos, Fedè, fue de los sargentos que juntos al capitán Peña Tavera apresaron el estado mayor del ejército dominicano el 24 de abril 1965, con lo que junto al llamado del doctor Peña Gómez al pueblo a las calles, inició la gran revolución de abril; Chemin, como se apodaba, fue un hombre de trabajo, gran maestro empírico de mecánica, formó probablemente los mejores mecánicos automotrices de la zona, agricultor impenitente,  por su apego a las ideas progresistas y haber sido fundador del otrora PRD, cayó preso junto Nèldo Peña en la fortaleza Cambronal de Neiba, 1965 y torturados casi hasta morir, buscando que delaten unos armamentos inexistentes que decían tenía el senador constitucionalista, Néstor Matos; Probablemente estas grandes golpeaduras su vida alcanzó menores espacios, ¿quién no va a desear verdadera democracia?, ¡paz y honor a sus restos!...

Visto 117 veces

About Author

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Promocionamos ln

© 2017 Bahorucoaldia.com - Todos los derechos reservados - Diseñado por: AsereGroup