Martes, 21 Agosto 2018 | Login

anunciate con nosotros

Cambio climático, Para adelante y para atrás…

JOSEPOR: JOSE ANTONIO MATOS PEÑA.

Esta semana escuchamos en  la revista 110 al técnico de la organización Sur Futuro encargado del renglón medioambiental  decir que la presa de Monte Grande no contempla a plenitud, diríamos nosotros, las dimensiones de las escorrentías que de seguro nos traerá en el futuro el cambio climático en el río Yaque del sur, del cual, estima él,  multiplicará por lo menos al doble su volumetría; el importante técnico lo ve en función de los altos niveles de precipitaciones y sobre abundancia de aguas, y no la parte para atrás o de sequias que traerá el cambio climático, ambos, instrumentos de muerte en sus exceso, ambos, elementos fundamentales a tomar para garantía de las presentes y futuras generaciones.

La previsiones del hombre frente a los escenarios futuros posibles de seguro nunca serán suficientes, pero se pueden amainar efectos de forma considerable, nada ni ninguna presa puede ser contemplada de manera meridiana para enfrentar posibles cambios ambientales o estructurales de nuestro planeta y sus vecinos y la presa de Monte Grande no es la excepción, pero de factores de seguridad de alta consideración: 1.- Es la Hoya del lago Enriquillo, contentiva del lago de ese mismo nombre, el cual tiene una cuenca máxima de 850 kilómetros cuadrados, la cual, a base de muertes y devastaciones de vidas y propiedades, en la crecida reciente albergó un caudal de aguas (evitable por el hombre en aquella ocasión y en otra futura) mayor que el que poseía al momento de las inundaciones, año 2007, inicio, con espejo de aguas del orden de los 265 kilómetros cuadrados.

2.- El aliviadero de Canoa, que es la capacidad de derivación de aguas y sedimentos  al Mar Caribe, con posibilidad de enviar al mar, más de cinco mil metros cúbicos por segundo; es una propiedad que tiene este conjunto  hídrico, del cual adolecen muchos otros; al parecer no contemplado con la seriedad que el mismo amerita.

Ahí es donde estriba el calificativo de imprevisión con que el referido técnico, cuando dice que la misma no contempla las dimensiones futuras de las escorrentías. No se ve la voluntad y decisión de construir el complejo de derivación de aguas al mar, suspendido desde el año 2014 o 2013 cuando más de cincuenta maquinarias de metrajes mayores (camiones y equipos amarillos) trajeron su rehabilitación y conexión desde la parte este del puente de Canoa, al mismo, aquella vez, una protesta supuestamente campesina hizo que los recojan y se los lleven; La derivación de aguas al mar, por Canoa, la cual deriva el 75% de las aguas es condición sine qua non para la construcción de la presa.

La construcción de la derivación debe ser concomitante o primera  que la presa misma, recordemos que la presa de Sabana Yegua fue llenada  por la tormenta Federico y el huracán  David antes de ser terminada, y su uso fue a la par con su terminación, eran detalles…

Visto 37 veces

About Author

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Promocionamos ln

© 2017 Bahorucoaldia.com - Todos los derechos reservados - Diseñado por: AsereGroup