SANTIAGO DE CHILE.- Miles de personas volvieron a reunirse ayer en la Plaza Italia, en el centro de Santiago de Chile, para mostrar de nuevo su rechazo al Gobierno del presidente, Sebastián Piñera, por séptimo día consecutivo en medio de un estallido social que ya ha dejado 18 muertos en las protestas.

Los manifestantes portaron carteles pidiendo la renuncia del presidente y mostrando su contrariedad con las medidas que Piñera presentó hace dos días para mitigar el clamor popular que ha tomado las ciudades del país austral como aumento del salario mínimo, mejora de las pensiones o rebaja del precio de la luz.

“Chile despertó” es el grito que representa estos días el estallido popular ocurrido a consecuencia del alza en el precio del pasaje del metro de Santiago, que ya fue suspendida, pero que fue la gota que colmó el vaso de la paciencia ciudadana ante las desigualdades.

La gente comenzó a llegar a la zona, que ha sido el punto de mayor confluencia de manifestantes en todo el país, de forma independiente a lo largo de la mañana y con el paso de las horas la multitud se fue incrementando en un ambiente hasta el momento festivo y con escasa presencia de fuerzas del orden.

Los manifestantes llegaron con sus cacerolas para hacerlas sonar, una acción de descontento social que se ha replicado desde el viernes en todo Chile, sobre todo cuando comienzan a regir los diversos toques de queda nocturnos que en los últimos cinco días han limitado las libertades de movilidad personal de los ciudadanos.

Además de las personas que de forma unilateral llegaron hasta la céntrica plaza capitalina, numerosos activistas de agrupaciones sindicales y sociales se plegaron a la segunda jornada de huelga general convocada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Un ambiente festivo de reivindicación que se repite por segundo día después de que el miércoles unas 100,000 personas se agolparan en el lugar en una masiva protesta mayoritariamente pacífica en la primera jornada de paro.

Un ambiente caldeado

—1— Solidaridad
Cientos de chilenos marcharon ayer por las calles de México exhibiendo su indignación frente al Gobierno de Sebastián Piñera.
—2— Fallecidos
Las protestas han dejado hasta el momento 18 fallecidos.
—3— Detenidos
Hay más de 7,000 detenidos desde el viernes pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code