SANTO DOMINGO.- El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, admitió que es muy alta la cifra de muertes materna en la República Dominicana, lo que atribuyó a factores multicausales.

Asimismo, reconoció que la mayoría de esos fallecimientos pueden ser prevenibles.

Dijo que esas estadísticas se han mantenido durante los útimos 15 años. “Ministros van y ministros vienen, y organismos han estado acompañando a la República Dominicana con fondos internacionales por todos los lados, y sin embargo, el país continúa con una tasa de 104 muertes por cien mil nacidos vivos”, declaró.

Informó que cuando llegó al ministerio, esa institución no tenía instrumento de medición, “como manda la ley”, para evaluar y monitorear la prestación de servicios público y privado.

Anunció que “ya contamos con ese instrumento, lo que nos ha permitido evaluar a las diez principales provincias, que dicho sea de paso, son las más grandes del país, donde se registran el 70 por ciento de la mortalidad materno-neonatal”.

Explicó que, de manera errónea, se podría creer que en los campitos más lejanos de la República Dominicana es donde se producen en mayor cantidad de esas muertes.

“Los puntos calientes de la mortalidad están en el Gran Santo Domingo, Santiago de los Caballeros, San Cristóbal. Es decir, en las grande provincias, que es donde están la tecnología y los mejores centros de atención”, refirió Sánchez Cárdenas en el programa D’Agenda, donde fue entrevistado por Héctor Herrera Cabral.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code