NEIBA: Provincia Bahoruco identifica sus carencias y espera de autoridades pronta y eficaz respuesta

0
136

Por: Petra Saviñon

NEIBA.- Un grito. La mayoría de los habitantes vive de la agricultura, empleos del Estado y trabajo informal como el motoconcho. En comunidades rurales hay escuelas que no completan el ciclo de básica y estudios quedan truncos.

Bahoruco está en el sur, 240 kilómetros la alejan del Distrito Nacional. Quizás su característica más trascendental es que la gente de sus cuatro municipios Neiba, Villa Jaragua, Tamayo y Los Ríos, sigue marcada por la pobreza general del 52.2% y la extrema del 15.2 %, lo que la mantiene como la tercera provincia más pobre del país. La superan Elías Piña y Pedernales.

Si su larga lista de problemas ancestrales sigue irresuelta no ha sido por poca insistencia de los moradores, que la repiten a las autoridades con el mismo énfasis gestión tras gestión. De ahí que no resulte extraño que el 66% de las 119 demandas planteadas en el Foro Legislativo para el Desarrollo estuvieran inclinadas a la representación. La actividad la celebró la Cámara de Diputados el 16 de noviembre en la Casa de la Cultura, antiguo Casino Unión Neibera y casi un año después los habitantes esperan respuestas.

El 25% de las solicitudes correspondió a legislar, sobre todo en beneficio de la frontera, como un frente parlamentario, modificación de la ley 28-01, que establece la franja especial de desarrollo y una norma que fije un fondo a la producción provincial.

Requirieron un presupuesto regional por demarcación, declarar a Baoruco ecoturística, una corporación de acueducto, elevar el Estero, El Higo, Santa Cruz y la zona cafetalera a distritos municipales y El Palmar a municipio, y la aprobación de la exploración de yeso.

El 7% restante demandó fiscalizar el cumplimiento de la Ley de Medio Ambiente y la 166-03 que dispone la participación de los ayuntamientos en los montos totales del Estado, y vigilar la labor del Ministerio de Agricultura.

En ese acto, el presidente de la Cámara de Diputados 2017-2018, Rubén Maldonado, expresó que el objetivo de los foros era mejorar la representación, que los electores interactúen con sus representantes sobre los problemas y medios legislativos de solución.

Aseveró que el plan incluía seguimiento y confió en que la siguiente gestión continuaría el apoyo. Su sucesor, Radhamés Camacho, tiene el pandero en manos.

Limbo. El alcalde de Neiba, Eliferbo Herasme, solicitó incluir en el presupuesto de 2018 una partida que permita aprovechar con un sistema moderno las aguas subterráneas al sur de los municipios y otra especial para los ayuntamientos fronterizos, a usar en la construcción de calles y el esparcimiento, lo que no fue aprobado.

El diputado Rafael Méndez destacó la trascendencia del foro porque permitiría encaminar acciones como la instalación del cuartel de las Fuerzas Armadas o la construcción de centros educativos. Dos aspectos que tampoco han sido completados. Lo mismo pasó con la propuesta del senador Manuel Paula, de edificar un centro regional traumatológico y con otra de uno materno infantil.

En cambio, una de las pocas iniciativas escuchadas fue la de levantar el hospital San Bartolomé en Neiba, en proceso, y la de reparar sus calles. Otras como la reconstrucción del mercado agrario modelo aún esperan.

El grupo de comunitarios que representó a los alrededor de 100 mil habitantes de la provincia asume que las autoridades le ayudarán en el arduo trabajo de borrar a Baoruco de la nefasta lista de pobreza. En esto confían Esteban Martínez, Yasiris Vásquez, Luis Bueno, Manuel Alexander Sena, Santo Morillo, Porfiria Ferreras, Cristhian Méndez, Francis Pérez, Armando Santana, Faustino Reyes, Juan Cuevas, Fidencio Pérez, Apolinar Carvajal, Wilkin Peña, Luis Medina y Rubén Darío.

A granel. Los bateyes y las lomas son las demarcaciones más deprimidas, las que más carecen de centros médicos, escuelas, sobre todo que impartan hasta el último nivel de básica, liceos, viviendas dignas, energía eléctrica, bibliotecas, acueductos, mercados, destacamentos, cementerios, funerarias, puentes, carreteras y caminos transitables.

LAS CLAVES

  1. A) Carreteras

Los comunitarios recordaron en el foro que estaban pendientes de construcción, y todavía lo están, el tramo Santana-El Yeso, Tamayo-Vuelta Grande, Monserrate–bateyes 5 y 6 y la carretera Villa Jaragua-Las Cañitas.

  1. B) Comunidades huérfanas

Es una odisea el acceso a las comunidades cañeras, a Batista, La Ciénaga, El Salado, La cuchilla, Los Guineos, Los dos brazos, Pie de la loma, El aguacate, Majagual, lo que dificulta el traslado de los cultivos, sustento de la mayoría.

  1. C) Atención primaria y acueducto múltiple

Por un centro de atención primaria esperan los bateyes, Honduras, Los Cocos, Las Malvinas, Tamayo y Monserrate. En el foro, la gente clamó por un acueducto múltiple conectado a las comunidades cañeras.

  1. D) Solo el centro

En El Estero, Uvilla, Las Clavellinas, Cabeza de Toro, Altamira, y zonas de Villa Jaragua, exigen el arreglo de vías, puesto que solo la parte urbana de los municipios ha recibido respuestas a ese punto. Todavía faltan puentes en El Palmar y La Guayaba, Tamayo-El Palmar, El Memiso y sobre el Yaque del Sur.

Lo más urgente

Los Bahoruquenses reclamaron a los legisladores, entre los que estaban sus dos representantes, interceder por empleos, escuelas, politécnicos, hospitales, puentes, viviendas, mayor inversión pública, sobre todo, en las comunidades cañeras y montañosas, en las que la pobreza es aún más cruda; instalaciones deportivas, carreteras, calles, caminos vecinales, agua potable y de riego, con un sistema moderno de irrigación, y apoyo a la agricultura. En esta parte fueron insistentes, porque la actividad sustenta al 32% de las familias.

Para probar que están bien conscientes de sus necesidades, recordaron que necesitan más seguridad, protección en la vejez, a madres adolescentes y solteras, educación sexual, frenar la migración haitiana, combatir la depredación de la Sierra de Baoruco, comedores económicos, centros de atención primaria y de capacitación técnica, la presa de Monte Grande, mercados, drenaje pluvial y canales de riego, cementerios y funerarias.

Fuente: Periódico HOY

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code