Manejo de basura y falta de ordenamiento territorial figuran entre principales problemas

SANTO DOMINGO.- El Día  Mundial del Medio Ambiente halla a la República Dominicana sumergida en una serie de problemas ambientales que atentan contra la integridad de la naturaleza, con lógicos efectos nocivos para todos los seres vivos.

Y es que la deforestación, el mal manejo de los desechos sólidos urbanos (basura), la falta de ordenamiento territorial y educación ambiental, son sólo algunos de los principales problemas que amenazan al país y a su aproximadamente 10 millones de habitantes, de acuerdo a los ambientalistas Luis Carvajal y Osiris De León.

RD

Luis Carcajal, ambientalista.

Para Carvajal, miembro de la Academia de Ciencias de la República Dominicana, y De León, asesor científico del Poder Ejecutivo en Geociencias, Sismicidad y Prevención de Desastres, el manejo adecuado de la basura sigue siendo uno de los grandes temas pendientes.

“La contaminación urbana, fundamentalmente los desechos sólidos y dentro de estos los plásticos son un problema serio en la sociedad dominicana”, resaltó Carvajal. Situación que entiende De León debe ser abordado específicamente por la municipalidad.

RD

Osiris de leon, geólogo y ambientalista.

Entre las graves amenazas medioambientales, De León citó, además, la contaminación bacterial de las aguas superficiales (ríos, arroyos, lagos, estuarios, humedales, embalses, océanos y mares…) y subterráneas (pozos).

Detalló que esto se debe a que las principales ciudades del país no cuentan con un sistema de alcantarillado sanitario y que en consecuencia los desechos sanitarios cargados de coliformes fecales se van a los ríos, convirtiéndolos en “verdaderas cloacas urbanas”.

Manifestó que las autoridades deben empezar a priorizar la inversión en sistema de alcantarillado sanitario para evitar que los ríos sigan degradándose como ha ocurrido en  los últimos 25 años.

“Cada día la carga de contaminantes bacteriales en los ríos es mucho más alta y ya nadie se atreve en ningún río país a tomarse un vaso de agua por temor…”, expresó Osiris De León.

Otros de los inconvenientes latentes, de acuerdo a ambos especialistas, es la deforestación y la erosión genética de “nuestros bosques nativos”, la cual resaltó Carvajal es producto de políticas inadecuadas.

RD

Tala y quema de árboles para producción de carbón afectan bosques del país. (Foto: Fuente externa)

“La permanencia de la deforestación no autorizada, específicamente en el bosque seco para la producción de carbón vegetal que se exporta a Canadá y Estados Unidos, las Antillas Menores, sigue siendo un problema”, dijo De León.

El también geólogo destacó que debe prestar mayor atención a las cuencas hidrográficas, ya que a su juicio en el país no existen planes orientados a su protección.

Hay ganadería que daña las cuencas, así como agricultura, manejos forestales”, detalló.

Por su lado, Carvajal citó como primordial la carencia de una cultura de agua, la vulnerabilidad “incrementada” a la variabilidad climática (sequía, deslave e inundaciones,  la salinización, entre otras).

RD

Río Ozama, en Santo Domingo, con alto nivel de contaminación en sus aguas. (Foto: Fuente externa)

“Nosotros tenemos un problema de disponibilidad de agua en cantidad y calidad. Nuestro territorio es el mismo y cantidad de agua cada vez es menor y la población cada vez es mayor”, acentuó.

Asimismo, De León indicó que la República Dominicana necesita un “Plan Nacional Ambiental” que comience con la aprobación de la Ley de Agua, la cual dijo está en el Congreso Nacional desde el año 2012.

También Carvajal enumeró la contaminación del aire y auditiva (ruido) como desafiantes al medio ambiente y a la salud de los seres humanos.

“El nivel de ruido, básicamente en los entornos urbanos,  es tan alarmante que se constituye un problema dentro de Salud Pública para el territorio nacional”, subrayó.

El  tema de la extracción ilegal de material de los cauces (ríos), pese a las constantes denuncias, para el ingeniero De León  “hoy día no es tan grave  como lo eran en los años 70 (1970), 80 y 90”.

RD

Extracción ilegal de material en ríos de República Dominicana. (Foto: Fuente externa)

De igual forma, ambos ambientalistas ven inaplazable la aprobación de la Ley de Ordenamiento Territorial  que es un mandato del artículo 30 de la Ley Ambiental 64-00, el cual aseguraron debió estar listo, ya que tiene más de 15 años de retraso.

“Eso debe ser una prioridad para poder definir los diferentes tipos de uso de suelo a lo largo y ancho del país para que esto contribuya a la conservación de algunos recursos ambientales que son indispensables para el presente y el futuro de la sociedad dominicana”, enfatizó Osiris.

También contemplan la educación ambiental como esencial para atenuar o erradicar las amenazas ambientales antes mencionadas.

Al respecto Osiris de León precisó que el Congreso Nacional está conociendo un proyecto de ley de Educación Ambiental trasversal a todos los segmentos de la sociedad.

“Hace dos semanas fui convocado por la Cámara de Diputados  a participar en una reunión para que le externara (verbal y escrito) mi punto de vista sobre ese proyecto”,  acotó.

Subrayó que una vez aprobado la educación ambiental “será obligatoria” en la escuela primaria, secundaria y a nivel universitario.

Otros aspectos

Para Luis Carvajal este 5 de junio sorprende a la República Dominicana con dos noticias “altamente negativas”.

La primera, citó la declaratoria de inconstitucional del decreto 371-11 de 2011 que crea el parque Nacional Manolo Tavarez Justo, en la vertiente de la Cordillera Central, la cual aseguró a El Nuevo Diario sienta un precedente nefasto que amenaza el Sistema Nacional de Áreas Protegiditas (SINAP) del país.

Añadió que la referida sentencia del Tribunal Constitucional carece de argumentos sólidos.

Segunda, la ratificación por parte del Ministerio de Medio Ambiente a su “practica de violación flagrante a la ley 64-00”.

En ese orden, expuso que mientras a nivel internacional la tendencia es disminuir los riesgos a la calidad del aire, en República Dominicana es, aseguró, la eliminación de áreas protegidas o el “golpeo” a los pulmones urbanos como el caso del parque del Este y la zona Los Tres Ojos  en Santo Domingo Este, que está “invadida” con la construcción de una terminal de autobuses.

Carvajal deploró que esta obra de carácter público carece de todos los permisos y regulaciones.

“Si el gobierno hiciera lo que dice que hace y no lo que realmente hace tuviéramos otra situación. Nosotros carecemos de políticas ambientales. Nosotros no tenemos una evaluación ambiental estratégica que es un mandato de la Ley 64-00 asignado al Consejo Nacional para el Medioambiente que nunca se ha reunido”, condenó.

Dijo que más que falta de voluntad es “voluntad distorsionada”, ya que asegura no existe en el país un verdadero régimen de consecuencia de parte de la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, rama especializada de la Procuraduría General de la República.

RD

Fachada del Ministerio de Medio Ambiente. (Foto: Fuente externa)

También citó como punto débil el hecho de que no exista continuidad de políticas públicas cuando surgen cambios de ministros en Medio Ambiente.

Sin embargo, se mostró optimista ya que entiende que el nivel de organización de la sociedad dominicana alrededor de los principales temas ambientales es cada vez mayor, por lo que exhortó a la población a empoderarse.

RD

Cuidado al medio ambiente. (Foto: Fuente externa)

“Las personas deben asumir la posición de defender su propia vida, defendiendo el medioambiente, defendiéndola de ellos mismos y de quienes depredan, de las políticas inadecuadas y las autoridades que tienen  que defenderlo y no lo hacen”, incitó.

Pérdida de riquezas

RD

Reciclado de plástico. Foto: Fuente externa.

Subrayó que en otros países el manejo de los desechos sólidos (basura) genera grandes riquezas a sus economías. Sin embargo, aquí  para el 2017 sólo se reciclaba un 7% de los desperdicios (676 toneladas de las alrededor de 10 mil que se produce cada día), generando aproximadamente RD$300 millones al año, según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Mientras que la 8, 986 toneladas restantes son depositadas en los más de 350 vertederos distribuidos en todo el país, sin ningún tipo de tratamiento, contaminando así el aire, el agua, el suelo y el subsuelo.

RD

Vertedero de Duquesa, en Santo Domingo Norte. (Foto: Fuente externa)

Al respecto, el ambientalista Carvajal dijo que cuando en un país los vertederos se convierten en “negocios mafiosos”, y no en herramienta de desarrollo social, “entonces está claro que tu situación ambiental será critica”.

POR: MASSIEL DE JESUS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code