REPÚBLICA DOMINICANA: ¿DEMOCRACIA O DICTADURA MODERNA?

0
39

Por: Inidio Cuevas Vásquez.

Inidiocuevasv07@hotmail.com

Me duele en lo más profundo de mi alma, tener que admitir que en la República Dominicana la democracia no ha llegado o más grave aún, pudiera estar secuestrada  por  unos retrogradas, narcopolitas, sanguijuelas, garrapatas, bichos del mal, camuflajes, que como diría El Patricio Juan Pablo Duarte “pueden ser cualquier cosa, menos Dominicanos”. Aunque muchos quieran decir o afirmar lo contrario. Si nos detenemos a pensar tan solo un poquito en la labor desempeñada por los gobernantes, que desdichadamente han sido “elegidos” para dirigir los destinos de la nación. Cada uno de dichos gobernantes lo han hecho a su antojo, gobernando de forma arbitraria, tiránica, dictatorial y despótica, desde el malvado de Pedro Santana hasta nuestros días, salvo honrosas excepciones…

Históricamente los presidentes de nuestra amada República, han gobernado para ellos mismos, bojo el régimen del yoismo y de su alter ego, en vez de gobernar por el pueblo y para el pueblo.  Y si no es así,  que alguien me explique ¿Por qué rayos cada presidente tiene que limpiarse sus asquerosas y apestosas nalgas con la carta magna (constitución) de la República, modificándola a su antojo, con la finalidad de sacar beneficios personales con dicha acción vandálica y destructora, comiendo hasta “tiburones podridos” cuando es pertinente? para de esta manera burlarse de la inocencia de un pueblo que se mantiene sumiso producto de la hipnosis en la cual los tienen sumergidos y fríos los falsos patriotas a través de la compra de conciencias de gentes descerebradas e inconscientes y desmemoriadas, incapaces de juzgar, castigar y condenar a cada uno de aquellos que nos mal-gobiernan, atentando cada día con más fervor contra la salud de la patria. A diario realizan nuevas hazañas, comprando las conciencias a mil miserables pesos, obteniendo así “dos días de Jartura y cuatro años de miseria”. ¿Es esa la vida que quieres pueblo dominicano, es esa vida de miseria, el legado que quieres dejar como herencia a tus hijos e hijas cuando la calaca te haga la visita de amistad conyugal? ¿No te has preguntado qué será de la vida de tus hijos y nietos? ¿Dónde está la conciencia, la cordura, la pulcritud y la dignidad? ¿A caso no tienes sed de justicia?

Cuando estas tierras eran vírgenes e inocentes y que el malvado navegante italiano, cuyo nombre voy a omitir para no pecar contra Dios y contra el pueblo. Sí, justo antes de que ese despojo humano y sus sicarios Españoles no habían puesto aun sus asquerosas patas en nuestra tierra, vivían en esta Isla (HAITI) una raza de hombres y mujeres de sano pensamiento, llenos de humildad en sus corazones. Esta gente cuya división política eran los Cacicazgos,  trabajaban con empeño, dedicación y entusiasmo para conseguir el sustento diario de sus familias y nada más, no les interesaba en lo absoluto la acumulación de vanas riquezas.

Es una pena tener que decir que de esos hombres y mujeres no queda más que su historia y su legado; pero en pequeñas porciones en los corazones de aquellos que están dispuestos y dispuestas a darlo todo por el bienestar de las mayorías de los dominicanos y la salud de la patria.

Hoy en día nuestra amada “QUISQUEYA” está necesitada de que se levanten hombres y mujeres con el espíritu guerrero de Caonabó, Enriquillo, Luperón, los Trinitarios, las mariposas, Caamaño, Fernando Tavera, Antonio Duvergé, entre otros; pero también se necesitan personas que vivifiquen los ideales de Juan Pablo Duarte, Fray Antón De Montesinos, Eugenio María De Hostos, Pedro Francisco Bono, Salomé Ureña; Amín Abel, Mamá Tingó, Narcisazo González, Orlando Martínez, Juan Bosch y otras personalidades que entregaron sus vidas y bienes a cambio de la libertad anhelada y que hoy día nos han secuestrado todos aquellos que históricamente nos han mal-gobernado de forma despótica, tiránica y dictatorial, modernizando la dictadura cada día un poquito más y vendiendo los patrimonios del pueblo a precios de vacas muertas y confabulándose con organismos internacionales y homicidas…

No pretendo agradar ni ofender a nadie con lo que expreso en este escrito, ahora bien, si alguno se siente ofendido o en desacuerdo,  yo, le ofrezco “mil y una disculpas” a la vez que le invito a que se interese por estudiar de manera particular a cada uno de los  gobiernos que han dirigido el timón de la nación, para que puedan entender mis palabras, las cuales escribo con gran llanto y profunda melancolía, decepcionado porque no hemos encontrado una sola persona honesta, humilde y con sensibilidad humana para que dirija los destinos de nuestra República. Y si en algún momento de nuestra historia Republicana existió alguien con esas cualidades, tengo que confesar que el mismo pueblo indolente y amante a la esclavitud le ha negado la oportunidad a ese alguien para que gobierne de forma ejemplar. Real y efectivamente se necesita de gentes que hagan honor a los ideales, valentía y  nombres de aquellas personalidades de nuestra historia que donaron sus vidas a favor de todos/as y por defender nuestras “libertades patrias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code