Tendencias de la Investigación en TIC en América Latina

0
28

Por: Rocío S. Pérez Piña

Actualmente la ciencia y la tecnología de América Latina, según lo plantea el autor Silvio Vaccarezza (2004) carecen de una guía clara de orientación. Por lo que grupos de investigadores aislados con capacidad para afrontar los desafíos del momento en la frontera internacional del conocimiento.  Todo avance científico o tecnológico por pequeño que sea, influye en la relación hombre-naturaleza, por esta razón el estudio de estas áreas no se puede desligar del entorno social. Se sabe que la ciencia y la tecnología se han convertido en ramas de la actividad inseparables de la vida y el progreso de la sociedad desde hace varias décadas.

Al hablar de América Latina nos referimos a un posicionamiento que les apuesta a las tensiones geopolíticas en los lugares que se desarrollaron las investigaciones y que a su vez intentan dar espacios visibles a la temática y enfoques metodológicos que se usan para hacer estudios sociales de la ciencia y la tecnología en este lugar del mundo. A partir de los años cincuenta, América Latina inició un proceso de formulación de políticas científicas y tecnológicas, provocando un proceso de institucionalización de éstas como de diferentes mecanismos de desarrollo del sector.

Las TIC en América Latina comienza a promoverse a mediados de la década de 1980,

coincidiendo con los años en los que algunas innovaciones tecnológicas empiezan a ser empleadas de manera más o menos regular en ciertos sectores sociales. Pero su incorporación no puede explicarse desde la perspectiva tecnológica, sino desde la imposición del modelo político-económico neoliberal, que paulatinamente iría reemplazando las premisas de una educación concebida para la sociedad industrial por una educación para toda la vida, ofrecida en cualquier espacio y tiempo, vinculada estrechamente con el sector productivo, basada en las necesidades curriculares de los alumnos y costeada por ellos mismos.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han tenido un desarrollo explosivo en la última parte del siglo XX y el comienzo del siglo XXI, al punto de que han dado forma a lo que se denomina “Sociedad del Conocimiento” o “de la Información”. Prácticamente no hay un solo ámbito de la vida humana que no se haya visto impactada por este desarrollo: la salud, las finanzas, los mercados laborales, las comunicaciones, el gobierno, la productividad industrial.

En América Latina la influencia más destacada de las TIC en educación se da en los programas a distancia, empleados históricamente como un recurso para abatir rezagos. Esto no quiere decir que su incorporación no haya propiciado innovaciones en el aula. Aunque estos cambios existen, dependen más de actores individuales y situaciones coyunturales que de planes y propuestas institucionales. Es posible, incluso, sostener que las primeras incursiones de las TIC en las instituciones educativas se dan en el ámbito administrativo más que en el académico y, para algunos planteles, lamentablemente, tales innovaciones han quedado encerradas tras las puertas de la dirección o de la administración.

América Latina y el Caribe han ocupado un lugar de vanguardia en los últimos años, presentando el crecimiento más rápido del mundo en las tasas de incorporación de tecnología y conectividad BID, 2012), aun cuando todavía le queda un largo camino que recorrer para asegurar un acceso equitativo y universal.

Al ofrecer una mirada que le da crédito a la innovación, credibilidad y producción de calidad en América Latina, también nos da una perspectiva que saca a la luz asuntos fundamentales que nos hablan de las problemáticas de producciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code