Autor: Mario Caraballo

Los partidos políticos establecen acuerdos de alianzas y negociaciones, con los propósitos de ganar los procesos electorales, de llevar en sus boletas a candidatos idóneos, que den la talla al momento de ocupar una curul o un escaño en el congreso y que estos jueguen un papel de relevancia para el beneficio de su gente.

Según esta humilde opinión, el Partido Revolucionario Moderno, PRM, no se ha equivocado al momento de reservar la candidatura a la senaduría a trajano Santana, en el marco de un acuerdo electoral entre este y el Partido Revolucionario Independiente, PRI, en el cual el primero tiene todas las de ganar, mientras que el segundo, tiene la gran oportunidad de servir a su provincia y su región desde el Congreso.

Aproximándose el tiempo límite para poner en orden el organigrama y destacar el tema de las reservas de candidaturas para alianzas o fusiones, correspondientes a Primarias, es cada día más claro el panorama, ya que la dirigencia y amplios sectores de las bases del PRM se adhieren sin reservas, a apoyar la candidatura de Trajano Santana, a pesar de una especie de “desobediencia” que se refleja en uno que otro alto dirigente en Barahona, que no ha obtemperado a obedecer la línea partidaria, que le da la potestad de reservar esa candidatura como parte de las negociaciones en la cuota establecida del 20 % para dar paso a dichos acuerdos.

Ahora bien, a pesar de esa sublevación de dos respetables y valiosos dirigentes, las bases no han hecho lo mismo, o no le han seguido los pasos y por el contrario, se suman cada vez más a la figura y la candidatura de Trajano Santana, quien cada día toma más fuerza en el gusto y en el electorado de la provincia.
Basta ver una visita de trabajo o de contacto que el candidato de la alianza PRM-PRI realiza a cualquier municipio o distrito de la provincia de Barahona, como es recibido con ovación cariño y respeto por la población, que no olvida cual ha sido su accionar en la ejecución y desempeño de la función pública donde quiera que la ha desempeñado, en el cual, la impecable hoja de servicio y la transparencia, es su principal carta de presentación.

El PRM no se ha equivocado, pero tampoco la población se equivocara a la hora de ir a las urnas y llevar por primera vez al congreso a un autentico barahonero, que en su paso por la administración pública ha dejado huellas tangibles e intangibles, que lo definen como una reserva moral que tiene mucho que aportar a su provincia, no porque vaya a buscar nada para alimentar su ego personal, sino, por la satisfacción que sabemos, le provocará completar la obra, de ver desarrollada su provincia con todas las iniciativas que desde ya tiene en carpeta.

Conociendo del potencial que tiene esta provincia, sin duda alguna, podemos destacar que ha llegado la hora de que el desarrollo se acentué y que esa economía mezclada que combina agricultura, industria, ganadería y minería con el turismo; un puerto industrial y una zona libre, tendrá en Trajano Santana, un verdadero gestor del desarrollo que otros no han podido o no han querido tomar y desarrollar con la responsabilidad que sabemos, este lo hará, para satisfacer el deseo de una población que tiene ansias de superarse.

Considero abiertamente que Luis Abinader debe seguir dirigiendo los destinos de la nación, como hasta ahora lo ha estado haciendo y justamente, es lo que busca el Partido Revolucionario Independiente, aportar un caudal de votos en todo el país, y la decisión que con firmeza ha tomado nuestro líder PRI, es seguir trabajando juntos para cumplir con esa meta.

El PRM y la cúpula de dicho partido, no se han equivocado a la hora de reservarle la candidatura a Trajano Santana, quien tras los niveles de efervescencia que vive la organización política que lidera, sabrá aportar los votos suficiente para garantizar la victoria electoral una vez más en el 2024, para que continúe gobernando, y que varga la pena, que los partidos políticos puedan formar coaliciones, o bien con candidatos independientes que se identifican como integrantes de una coalición y ya no se representan a sí mismo, si no, a los partidos que la encabezan, a su dirigencia y al electorado.

Reitero, Luis Abinader y el PRM no se han equivocado con la reserva de la candidatura a través del los acuerdos PRM-PRI, el pueblo y la provincia de Barahona con sus Municipios y Distritos, tampoco se equivocara y dará su voto de confianza por Trajano Santana, para que Barahona y la Región Enriquillo, obtenga el anhelado desarrollo, demos tiempo al tiempo y me darán la razón.

NOTA: El autor es dirigente político ex alcalde de El Peñón

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here