El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció este jueves sanciones a los dos principales bancos rusos y prometió que convertirá en un «paria» internacional a su homólogo de Rusia, Vladímir Putin, tras su invasión de Ucrania.

La respuesta inmediata de Estados Unidos al ataque ruso incluyó también una orden de enviar 7.000 militares estadounidenses más a Alemania, además de la expulsión del ministro consejero de la embajada rusa en Washington, Serguéi Trepelkov.

Cortar la conexión de Sberbank con el sistema financiero estadounidense implica privar de transacciones en dólares al mayor banco de Rusia, que según la Casa Blanca controla casi un tercio de los activos del sector bancario ruso y es «crucial» para la economía del país.

Washington ya ha «sancionado a bancos rusos que en total tienen alrededor de un billón de dólares en activos»

Preguntado por qué las sanciones estadounidenses no incluyen la desconexión de Rusia del sistema de transacciones financieras SWIFT, como ha solicitado Ucrania, el presidente respondió que esa «siempre es una opción».

Añadió, sin embargo, que «ahora mismo el resto de Europa» no quiere optar por esa medida y defendió que las sanciones que han impuesto Estados Unidos y sus aliados son más potentes que esa desconexión de SWIFT y que «cualquier cosa que se haya hecho antes».

El Gobierno ucraniano aseguró este jueves que tiene bajo control el aeródromo de Hostomel, a 35 kilómetros de Kiev, que previamente habían tomado los soldados rusos en el marco de la operación militar lanzada por Rusia contra Ucrania.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code