La Asociación Dominicana de Profesores (ADP) confía en que el presidente Luis Abinader intervendrá para poner fin al conflicto generado por el aumento salarial de los docentes,  acordado el pasado año y sobre el cuál no han llegado a un acuerdo con el ministro de Educación, Roberto Fulcar.

El presidente del sindicato que agrupa a los maestros, Eduardo Hidalgo, explicó que no sería la primera vez que el jefe del Estado mediaría ante una situación, pues ha tenido que asumir temas del sector educativo, ante la indiferencia de Fulcar.

“En la pasada gestión de la ADP, encabezada por Xiomara Guante, ¿por qué  nosotros fuimos al Palacio? Porque el presidente tuvo que conminar al ministro para que firmara el acuerdo, porque no lo quería firmar tampoco”, señaló Hidalgo.

Para el dirigente gremial,  es  una buena señal que el presidente Abinader  tenga  interés en que haya una solución y que la ADP está  consciente de que es a discutir que va, no a imponer,  pero que  tampoco  las autoridades tienen que ir con un asunto acabado.

Hidalgo afirmó, además, que se hace un pobre aporte al debate afirmando que la demanda de aumento salarial es política, pues fue una decisión del Comité Ejecutivo Nacional, en la que hay representación de todas las fuerzas políticas y el Partido de la Liberación Dominicana, al que pertenece,  está en minoría.

Sixto Gabín, secretario de Educación Superior del gremio informó que el presidente Abinader conversó con Hidalgo hace una semana y le dijo que si no se logra avanzar con el ministro él está en disposición de intervenir. “Nosotros quisiéramos que nos hubiesen llamado.

Fulcar ha sido reincidente con la aptitud de enfrentar con todos los temas”, recalcó Gabín.

Huelga

Consultados sobre la prudencia de la convocatoria a movilizaciones para presionar a las autoridades a sentarse a discutir el monto del aumento salarial, Primitiva Medina, segunda vicepresidenta de la ADP, asegura que están conscientes del momento, pero refirió que los maestros no reciben un aumento de salario desde el 2018.

“No debimos llegar a esto, por eso se firmó el acuerdo, nosotros creemos en el diálogo y ahí la propuesta de aumento de salarios que era para que las autoridades tomaran la decisión antes de que nosotros tuviéramos que movilizarnos”, indicó.

Medina dijo que los maestros también han sido impactados por la inflación, y han visto disminuir su poder adquisitivo “cuando compran en los supermercados, cuando compran medicamentos, paga pasajes, compran gasolina.

Una gestión vertical

Para la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) la actual gestión del Ministerio de Educación es vertical, poco participativa y muy centralista.

Refiere Sixto Gabín que esa verticalidad se había superado con el Plan Decenal de Educación, pero se ha regresado a la fiscalización y a los niveles de supervisión, más que a los niveles de contenido de horizontalidad.

“Entonces, hay una gestión vertical, por lo tanto autoritaria que poco dialoga, que poco conversa, no solo con la ADP, sino con los padres y madres, con los estudiantes. Ese es un mal que venimos arrastrando desde antes, no solo con la presente directiva de la ADP, también con la gestión que encabezó Xiomara Guante”, concluyó Gabín.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code