SANTO DOMINGO.- Imponer una reforma fiscal en la actual situación, hubiese sido un parche más de lo se han hecho históricamente, los cuales han acrecentado el nivel de distorsión que hoy tenemos, aclaró el ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla.

«Responsablemente, desde el Gobierno se decidió que este no era el momento adecuado. Claro, no fue una decisión fácil. Es una decisión que se consultó, se trabajó, se estudió, se manejaron cientos de variables. Se consultaron personalidades que influyen en la sociedad dominicana, tanto como empresarios, políticos, personalidades de los medios, entre otros”, expresó.

Explicó que «realizar una reforma fiscal integral debe ser un compromiso de nación, que sea un instrumento nacional de desarrollo».

Macarulla resaltó la capacidad del manejo de coyuntura desfavorable que se le han presentado diariamente al gobierno dominicano que encabeza el presidente Luis Abinader.

Expresó que «hay una gran responsabilidad que hay que tomar cuando la reforma se discuta con todos los sectores del país y finalmente se establezca, tiene que ser un instrumento de desarrollo para el pueblo dominicano».

“Nuestra estructura tributaria está llena de distorsiones. Aquí, prácticamente, los ingresos del gobierno descansan en cuatro o cinco sectores. Eso no es sostenible en el tiempo”, declaró.

Agregó que una reforma integral debe conllevar una serie de reestructuraciones de fondo de lo que se tiene hoy como estructura tributaria.

«No se sabe cuándo será el momento en que se lleve nuevamente a la mesa de discusión la reforma fiscal integral por los constantes cambios que vive el mundo hoy en día por los incrementos acelerados de los commodities reflejados en los costos de producción y los desabastecimiento en los diferentes productos de consumo», indicó Macarulla en el Hoy Mismo, que se transmite por Color Visión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code