Por: Faustino Reyes Díaz

NEIBA, Bahoruco.- La madrugada del pasado sábado, se convirtió en un infierno para Frailin Estarlin Novas Herasme y Helen Rossibel Pérez y sus dos hijos. Un fuego los sorprendió dejándolos a la intemperie, convirtiendo en cenizas la vivienda donde vivían en calidad de inquilinos.

El siniestro, aconteció en la calle Duarte del municipio de Villa Jaragua, en esta provincia fronteriza. La joven pareja y sus descendientes salvaron sus vidas por un milagro.

“Nos enteramos por un señor que iba a Santo Domingo y cuando vio la candela empezó a vocear para nosotros salir; estábamos durmiendo”, expresó Novas Herasme.

“La luz, fue la energía eléctrica que ocasionó el fuego”, informó Rossibel Pérez, al momento de asegurar que están refugiados en estado de hacinamiento en casa de un familiar y que el fuego los dejó solo con lo que tenían encima.

Los afectados, se trasladaron en busca de apoyo al despacho de la Gobernadora Juana Cristina Mateo, a quien expresaron que se quedaron sin cama y en la calle, pero, que el dueño de la vivienda incendiada le prestó un pequeño espacio de manera temporal.

Frailin Estarlin Novas Herasme, informó que es heredero de una vivienda destartalada que puede ser reparada para habitarla con su familia, en la comunidad del Estero de este municipio cabecera de provincia.

De inmediato, Juana Mateo, prometió donar una cama y dispuso un levantamiento de los daños y las necesidades de la familia afectada con el incendio.

“Son una familia muy pobre de la comunidad de Villa Jaragua, ellos vinieron porque se le quemo todo y yo le voy gestionar su vivienda y también colaborar con una cama y algo más que ellos necesiten en el cuartito que le prestaron”, dijo la representante del Poder Ejecutivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*

code