SANTO DOMINGO.- La licencia solicitada por el ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, por la vinculación de su empresa familiar en el entramado de corrupción denominado «Medusa» por el Ministerio Público, demuestra el compromiso del Gobierno para asegurar la independencia de la justicia, aseguró Milagros Ortiz Bosch, directora general de Ética e Integridad Gubernamental.

Asimismo, indicó que el depósito de la querella en el caso Medusa es la prueba más contundente de la independencia del Poder Judicial y de la Procuraduría General de la República (PGR) para investigar cualquier situación que afecte la sociedad dominicana.

Aclaró, sin embargo, que «a diferencia de todos los casos anteriores, Macarrulla no está involucrado directamente en la acusación del Ministerio Público, sino más bien un hijo suyo».

Sin embargo, calificó de gran importancia la licencia solicitada por Macarrulla, ya que «da la oportunidad de ver el clima en que se está manejando el gobierno que preside Luis Abinader».

“Es un clima de principios y normas en la que todos nos sentimos comprometidos en darle paso a la investigación y al derecho. Hay una cosa muy importante que diré sin temor a críticas….viví en la época de Trujillo cómo los padres tenían que desvincularse de sus hijos para satisfacer al régimen. Hay aquí una necesidad de darle un espacio a la integridad a que se exprese. Un gobierno no puede impedir que se aplique una conducta en la que todos participamos”, dijo.

Agregó que «esta acción es un indicativo de cómo están conformados los ministros que acompañan al presidente Luis Abinader».

«Lo que está ocurriendo es resultado de un proceso electoral cuya primera visión es el respeto a la institucionalidad, la recreación de la democracia y, sobre todo, el respeto al estado de derecho», subrayó Ortiz Bosch en el programa Despierta con CDN.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here